¿Quién me ha atrapado en un meme, un tweet?

No es a tí a quien te ocurre. Nos pasa a todos, los ciclos se suceden con mayor carga vertiginosa que los propios años, que aquellos períodos que, según los ciclos vitales de cada cual, se convierten en etapas fronterizas del ayer y hoy para navegar en etapas que archivan nuestras respectivas, escasas, existencias. Y hay letras premonitorias, veloces en encontrar su sitio en, después y para siempre al relatar lo que toca, lo que va a venir y lo que vendrá sin la pausa de su conocimiento.

AbrilEn la antesala inmediata de una nueva primavera sabemos que las estaciones que sobrevuelan, año a año, nuestro calendario sin importarle los ritmos de la desgracia que sucede bajo sus nieves, sombreando su canícula, están prestas, sin embargo y a pesar de todo, a la revisión de la temperatura que se pueda mascar en sus correspondientes atardeceres. Eso corre de nuestra cuenta; y, algunas letras, pusieron tildes e hiatos en cualquiera de sus períodos con la lucidez de dejar el ritmo abierto a la actualización, sea de la negrura que ésta sea.

En la hendidura del parnaso
donde el ritmo sirve de colchón
el cuento de la dignidad
desprecia el confort.
Y cuando por las redes viaja
la confusión, la tempestad
internautas desmusculados
alzan sus mensajes de caracteres
y braman

Quién ha marcado el devenir
cómo ansío convencerte a tí
quién ha auspiciado este trajín
Lo guardaba en mi servidor
Donde esparzo la falsa contención

La rabia, el anhelo, los fraudes
las lanzas que la infancia quebró
entierran sus colmillos
la cobardía venció
Y cuando en las pantallas plasman
millones de teorías de la conspiración
megabytes de sinrazón
ruedan por las páginas del blog
y en ellos dicen

Quién ha marcado el devenir
con cuantas verdades nos pueden mentir
quién me ha atrapado en un meme, un tweet
inventados como falsa creación
arte maniaco a un click, desde un botón

La narrativa del presente
herencia de pluma que hace tiempo voló
años por segundos
hasta lo instantáneo se ralentizó
y cuando el fraude y la estafa viajan
veloces frente a tanta indignación
derrotada la población
se marchita ante el viejo televisor
el hombre, no el cerebro

Quién ha marcado el devenir
años en venta en nuestro porvenir
quien desmemoria a manos mil
revolución en red, enredada decepción
pira en llamas, malversada combustión

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sillón de terciopelo verde. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s