Yo no voy a la huelga porque…

… la reforma laboral, aunque parezca algo dura, es necesaria. No digo que esté de acuerdo con que se despida a la gente sin indemnizarles, pero algo hay que hacer para que la economía sea más flexible, para que las empresas puedan volver a crecer y la crisis nos vaya dejando paso. Además, ya está aprobada, con lo que no voy a cambiar nada yendo o no. Entre los estudiantes y los desempleados que hay se verá una buena movilización y eso es lo importante. Es cierto que es todo complicado, que no es fácil salir de ésta, pero es que también nos hemos dedicado a vivir a cuerpo de rey. Algo de culpa tendremos. No podemos, ahora, con el nuevo Gobierno que está buscando soluciones, ponernos a frenar el país porque sean de derechas. Ya han dicho que no se va a notar la recuperación inmediatamente, pero hay que tener paciencia. Sí, hay que esperar, y todos debemos poner de nuestra parte. Sería un contrasentido esa responsabilidad y, a su vez, paralizar la economía de un país, eso sería gravísimo. Además, el trabajo que hay que hacer es el que es y, si voy a la huelga, al día siguiente tendré que quedarme mañana y tarde para recuperar el tiempo perdido, con lo que nadie gana y, encima, me descuentan un día de salario, que con los tiempos que corren es dinero. Total, para nada, porque voy a seguir haciendo lo mismo, y en horas libres. Así son las cosas, no digo que me gusten, pero son las que son, las que tocan.

Precisamente, el jueves nos han marcado una cuantas reuniones y, claro, lo que no podemos hacer es ausentarnos de compromisos importantes. No digo que no lo hagan con cierta mala baba en la empresa, pero si me convocan es porque cuentan conmigo, y no puedo defraudarles. Al final, yo vivo de mi sueldo y, quien me lo paga, manda. Las cosas irán cambiando, mejorando, muy a peor ya no podemos ir, así que toca hacer el último gran esfuerzo y demostrar que este país es de confianza, que somos trabajadores y con ánimos para salir adelante. La huelga es un derecho pero… es que le acabamos haciendo el juego a los sindicatos, que no hacen nada por nosotros, que se encuentran atiborrados de subvenciones. Sin ir más lejos, en mi empresa los liberados sindicales están más tiempo con bolsas de las tiendas cercanas que pendientes de nuestras necesidades que, ojo, son muchas, pero que se pueden arreglar con buena voluntad, todos estamos en el mismo barco. Pero ellos hace tiempo que están acomodados; mucha pancartita, mucho piquete, pero en el día a día no se puede contar con ellos.

En fin, que eso, que sí, que a lo mejor hay cosas que pueden mejorar pero yo no veo procedente ir a la huelga. Yo…

… Voy a la Huelga. Con toda convicción, con la absoluta certeza de estar haciendo valer mi derechos constitucionales, habitualmente pisoteados y relativizados pero que deben ser enarbolados sin titubear en situaciones de gravedad como la actual. La reforma laboral aprobada no aparecía ni por asomo dentro de las líneas generales programáticas del partido gobernante durante la pasada campaña electoral, lo que supone una estafa general al conjunto de la ciudadanía; este hecho, unido a la tremenda irresponsabilidad que supone dilatar la presentación de los Presupuestos Generales del Estado al comienzo del segundo trimestre, con intenciones (truncadas) puramente electoralistas, nos demuestran que estamos ante un panorama ensombrecido, en el que los actuales gestores de la res pública pretenden disparar a dar con la mirilla conscientemente desequilibrada. Los pesos pesados del Ejecutivo provienen de la alta gestión de mastodónticas corporaciones, algunas de ellas responsables de primer orden en la actual depresión macroeconómica que sufrimos, y suelen ser viajeros de ida y vuelta, que utilizan el aparato colectivo para reorientar sus recursos al enriquecimiento de sus verdaderos amos. Asimismo, utilizan sin pudor el conjunto de empresas que se encargaron, hace aproximadamente una década, de privatizar a precio de ganga, sustrayendo de la riqueza nacional su motor principal y más valioso patrimonio, para colocar a la parentela más y menos desasistidas, a todos sus apellidos de casado y soltera. Restringen hasta el mínimo indivisible las obligatoriedades inherentes al cargo en cuanto a apariciones públicas con turno de ruegos y preguntas, ensayando su actividad ejecutiva como un telefilm de bajo presupuesto y repetitivo decorado. No tienen argumentos directos, confianza para convencer, así que delegan su consabida mentira global en el ejército de plumillas a sueldo que, debate y tertulia al hombro, se encargan de hacer llegar a la ciudadanía un espectro de planificación a medio plazo brillante del que aún no hemos podido visualizar siquiera la corteza. Paciencia, nos piden los juntaletras pedigüeños, mientras insisten, entre otras repugnancias, que la huelga no es la solución.

Miles de trabajadores se ven mañana ante la tesitura de enfrentar su expectativa de supervivencia a amenazas nada veladas y presiones empresariales directas; otros tantos llevan demasiado tiempo disfrazados de ejecutivos, con sus trajes almidonados y corbatas atrevidas, que olvidaron en algún punto del encuentro que son empleados por cuenta ajena. Y así, millones de ciudadanos están en este momento alimentando argumentos para no sentirse esquirol en la jornada de mañana en lugar de reforzar sus convicciones ideológicas para disponer de esa energía que debe barrer con todos los obstáculos que nos han ido colocando desde hace más de dos décadas. ¿Qué la Huelga General no es necesaria porque la reforma no tiene marcha atrás? menos la tendrá si la convocatoria es un fracaso participativo ¿ Qué la situación está como está y las reformas se hacen indispensables? La recesión no implica desequilibrio en el reparto de los recursos disponibles, y áquel crece más a medida que esta crisis se acrecienta. Alguien gana de la pobreza ajena, y desde luego no los trabajadores.

Por todo ésto, y por lo que todos sabemos, en conciencia, decimos en orgulloso y alto volumen: ¡Yo Sí Voy a la Huelga!

Esta entrada fue publicada en La Farola vigilante y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Yo no voy a la huelga porque…

  1. MDF dijo:

    Crónicas de Spainlandia. El destino político de Andalucía:

    El PP ha logrado pasar, y en tan sólo 126 días, de ganar más votantes que IU en noviembre de 2011 a perder electores en Andalucía. ¡Toda una proeza!. El PSOE continúa perdiendo votos y a una velocidad levemente mayor. Tal situación puede etiquetarse de insostenible: en dos o tres legislaturas no dispondría de congresistas en el Parlamento andaluz. IU casi ha triplicado su tasa diaria de ganancia de votos respecto a las elecciones de 2011. En dos o tres legislaturas sería la segunda fuerza política del Parlamento autonómico.
    Los partidos que representan los intereses de las clases dominantes en Andalucía ya no aumentan su número de electores, como en noviembre de 2011, sino que claramente pierden votantes. Su alianza con las clases burguesas medias se derrumba. Es el coste de un expolio que, en mayor o menor grado, afecta a todos los dominados. Los partidos que deberían haber defendido los intereses de las clases burguesas pequeñas y medias continúan intensificando su pérdida de votantes. Es el coste de una manifiesta ineptitud para batirse por los suyos, o de una nítida traición para obtener “sillones” a cambio de las personas representadas. Sin embargo los partidos que preservan los intereses de las clases sociales populares, la Izquierda parlamentaria y aparlamentaria, en tan sólo 126 días han duplicado su tasa de ganacia de apoyos entre la población. De mantener dicho crecimiento acelerado, antes de transcurridos cuatro años su base social rebasaría con creces la de las otras clases juntas (dominantes, media y pequeña burguesía).
    Dentro de los partidos medio y pequeño burgueses se detecta un punto de inflexión nada turbio. Mientras que las organizaciones encaminadas hacia el burguesismo prosiguen su caída, las dotadas de alguna orientación hacia el fascismo han interrumpido ese declive de finales de 2011 para triplicar ahora su ganacia de apoyos electorales. Y aunque las estimaciones a cuatro años practicadas no otorguen a ello relevancia, no debería menospreciarse el descrito hecho.
    Con respecto a la Izquierda, la tasa da ganacia diaria de votos correspondiente a los partidos con programas “parciales” o “borrosos” se ha visto mermada a algo más de la mitad en relación al 2011. Y sus expectativas a cuatro años son harto modestas. Es la Izquierda marxista o coaligada con el marxismo la que ha logrado duplicar sobradamente su grado de apoyo entre la población andaluza. Ello, junto a una mayor concentración del voto alrededor de IU, explica el crecimiento parlamentario de esta coalición. No obstante la verdadera sorpresa de estas elecciones ha surgido al valorar el crecimiento del aval popular a la Izquierda Aparlamentaria. Esa Izquierda que es posible cuantificar a través de la abstención nacida tras implantarse la Gran Depresión en los años 2007-8. Se trata de un florecimiento tan intenso que cualquier proyección de su base social a cuatro años se sale de límites. Un contingente social que ha expresado taxativamente su voluntad de no querer colaborar con el régimen, no es sino un contingente social pre-revolucionario que se ubica a la espera de una organización de amplia convergencia para lograr su fin primordial: la extinción de este saqueo bautizado como “crisis”. Así pues el pueblo andaluz no ha fallado, y mañana deberán ser los restantes pueblos del Estado quienes demuestren las calidades de sus fraguas. ¡POR UNA HUELGA GENERAL MASIVA!.

    Para ver texto completo, gráficos, tablas, referencias… Pulsar “Entrar” en:

    http://aims.selfip.org/spanish_revolution.htm

    • tinejo dijo:

      Gracias por compartir con todos los residentes de Casa Querida este análisis. Por desgracia, la progresión de crecimiento parlamentario de los partidos de izquierda tienen todavía un freno que superar: las circunscripciones electorales y la forma de reparto de escaños. Pero, poco a poco, se va haciendo camino.

      Gracias por visitar su Casa Querida!

      • Gonzalo J. dijo:

        No es la respuesta, pero sí una pregunta, ¿quién fija las circunscripciones electorales en Andalucía? Entendí que Espe Aguirre en Madrid quiere cambiarlas, vamos que es una competencia autonómica? Si es así supongo que Andalucía también la tendrá, y entonces no cabe duda debe ser una de las prioridades de IU o la segunda prioridad, porque ya está bien de robos de restos electorales. El sistema actual está hecho desde su concepción precisamente para frenar a las izquierdas e independientes, a medida de los turnantes (tunantes) del PPSOE. ¡Salud y gracias!

  2. elvenbyte dijo:

    Bueno, al final no me queda claro si has ido o no. La cuestión es que no, no podemos esperar y tener más paciencia. Tanto un gobierno como el otro nos han engañado, vilmente, por unos cuantos votos. La izquierda nos dijo que no había crisis, cuando empezaba a ser patente y claro que estaba ahí. La derecha que no nos iba a subir los impuestos, y mil cosas más, que no ha cumplido. ¿Y dices que hay que tener paciencia? No, hijo no. Pídele paciencia a aquellos en cuyas familias ya no queda nadie cobrando nada. O pídele paciencia a esta gente a la que están despidiendo, con la nueva reforma, y que los dejan tirados, en la calle, y con una mano delante y otra detrás. Pídele paciencia a todos esos jóvenes recién licenciados que tienen que irse de España, ya no a trabajar en lo suyo, sino a trabajar simplemente. En fin, qué más quieres que te diga. La paciencia empieza a agotársenos. Este PP nos va a joder bien, ya lo está haciendo, igual que lo hicieron los otros.

    • tinejo dijo:

      Amigo elvenbyte, me temo que nos has terminado de leer el texto, que te has dejado la conclusión. De lo contrario, no tendrías duda sobre el sentido del mismo. No obstante, te lo repetimos:

      Nosotros SÍ estamos de huelga!

  3. Hola,

    Comparto este post y muchas felicidades por lo escrito y por ese arte tan creativo al plasmarlo…hay mucho duende en esas letras😉

    http://creciendoenlaentrega.blogspot.com.es/2012/03/la-pecera-todos-aquelllos-trabajadores.html

    Bss

  4. Muy interesante el blog. Da mucho que pensar sobre todo lo ocurrido.

    http://politicactual.wordpress.com/

  5. Pingback: Yo no voy a la huelga porque...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s