La guerra del petróleo canario (II)

Imagen de hoy, a poco de haber sido aprobado el Real Decreto por el que se autoriza a la compañía privada Repsol a comenzar las prospecciones petrolíferas necesarias para buscar y extraer el crudo que se encuentre en el subsuelo marino existente en aguas territoriales de Canarias. Como pueden comprobar, el almuerzo-conferencia (organizado por Nueva Economía Forum) que se celebra está patrocinado, casualmente, por la empresa beneficiaria de dicha concesión y a quien se agasaja, con nombre y apellidos, es al ministro canario José Manuel Soria, de quien se pensó que su nombramiento reposaba en el supuesto conocimiento del sector turístico pero de quien se va comprobando que tira más por la primera de las carteras acumuladas.

El ex vicepresidente del gobierno autonómico ha sido indiscutible protagonista de la aceleración de este proceso que parece no tener marcha atrás. Lo que ha consistido en una rumorología intermitente durante los últimos años en el archipiélago ha encajado todas sus piezas en un abrir y cerrar de ojos, y todo por el camino de la sordera social. Dicen que tras esta velocidad rotunda a la hora de abrir la veda del negro barril se aprecia un ánimo vengativo contra el ejecutivo autonómico presidido por Paulino Rivero (Coalición Canaria); Soria no disimula su rencor por la ruptura del pacto de gobernabilidad que sustentaba con los nacionalistas en la anterior legislatura para ver como las huestes del paulinato reiteraban su manida estrategia de abrazar al gobierno central, en ese momento en manos socialdemócratas, con el propósito de arañar una relación más sensible para con la Comunidad Autónoma. Esa quiebra de empatía personal y política se agudizó tras las pasadas elecciones locales y autonómicas, en las que el Partido Popular, con el ahora ministro como cabeza de lista, obtuvo la mayoría simple pero sufrió un pacto en cascada entre socialistas y regionalistas para desbancar a la formación conservadora en todas aquellas instituciones en que no gozara de representatividad absoluta.

Esta guerra abierta no para de disparar mensajes envenenados; unos, los que provienen del Ejecutivo central, justifican con argumentos de lo más variopintos la conveniencia y oportunidad del proceso extractivo inmediato, mientras que los emitidos por el entorno del Gobierno de Canarias insisten en la irremediable destrucción del entorno con esta decisión y, por tanto, el riesgo inmediato de ver deteriorada, implacablemente, la principal industria del archipiélago, el turismo. En ese sentido, algunos turoperadores poderosos, como el alemán TUI, ya han advertido su huida inmediata de Canarias en caso de que la industria petrolera pose sus plataformas extractivas a vista de las playas del noreste de Fuerteventura y Lanzarote, algunas dentro de las más valoradas a nivel europeo. Petróleo y turismo no son buenos compañeros de viaje, advierten expertos en la materia, mientras el ministro Soria utiliza argumentos ciertamente exóticos para desterrar esta afirmación, asegurando que en paraísos de sol y playa, como Brasil, ese paisaje está más que asimilado y ambas industrias no se han resentido en sus expectativas económicas. Sea como fuere, resulta incomprensible la estrategia del gobierno canario, no caracterizada precisamente por el respeto al medio ambiente (puertos de Granadilla y Arinaga, tendidos eléctricos aéreos, inexistencia de una apuesta por economías sostenibles y energías renovables, etc.), y que se viene empeñando en los últimos días en hacer las paces con aquellas entidades no gubernamentales que han sido opositores tradicionales de la política autonómica, desentendida con el entorno y víctima de masivas movilizaciones ciudadanas por algunas decisiones controvertidas, con tufillo a interés particular en las mismas. Sin ir más lejos, Paulino Rivero se ha reunido en estos días con responsables de Greenpeace para acordar estrategías comunes a la hora de paralizar el proceso petrolero que resulta inminente, y es todo tan sospechoso. En primer lugar, porque resulta difícil creer que organizaciones con un recorrido en la defensa del ecosistema tan abundante se dejen utilizar de manera notoriamente burda y, para finalizar, porque no se disimula que en la pataleta autonómica hay intereses que nada tienen que ver con el amor a la naturaleza.

Con dos mil millones de barriles por banda, cien mil millones de dólares a toda vela, el crudo depositado en las profundidades norteafricanas no van a reposar su inevitable futuro de refino por mucho tiempo. Se estima que con esa tasación mínima de reservas (que podría aumentar cuando comience la actividad de extracción y añadir bolsas de gas a la cesta de la compra), España cubriría el 10% de sus necesidades diarias de abastecimiento. Lo que queda por sufrir supone el torpedeo de cinismo, demagogia y mascarada para dilucidar quien obtiene mayor rendimiento económico de la negra tarta. El propósito real del Gobierno de Canarias es retroceder el procedimiento reglamentario de concesión para disponer del tiempo suficiente que supone montar una especie de UTE petrolera, un consorcio que asegure rendimientos participativos a la Comunidad Autónoma, negocio de refino a la empresa CEPSA (sin capacidad tecnológica para afrontar las extracciones, pero con una refinería a pleno rendimiento ubicada en Tenerife) y pastel industrial a aquella corporación que se avenga a cumplir el papel de succionador oficial de las profundidades archipielágicas. Soria dice que no hay tiempo, que estamos ante un huevo del que pretenden paladear su cruda yema dos hambrientos comensales, y uno de ellos (Marruecos) ya ha untado el mendrugo; Rivero afirma que, mientras lidere el gobierno de las Islas, no emergerá ni un barril de las profundidades canarias. La negra historia reserva nuevas entregas.

Anuncios

13 comentarios en “La guerra del petróleo canario (II)

  1. Si no me equivoco, en el primer decreto ley de este año RDL 1/2012 (http://www.boe.es/boe/dias/2012/01/28/pdfs/BOE-A-2012-1310.pdf), este ministro eliminó los incentivos económicos para nuevas instalaciones de energías renovables. No, desgraciadamente no me equivoco (http://www.nuevatribuna.es/articulo/economia/2012-03-13/decenas-de-organizaciones-piden-al-gobierno-que-no-perjudique-a-las-renovables/2012031311524300502.html)
    ¿Tendrá algo que ver con el tema del petróleo?

    • Desde luego que no te equivocas, y por supuesto que el plan, de tan nítido, da doble asco. En general, la clase política canaria no ha tenido mucho respeto por el entorno natural del archipiélago, salvo pinceladas decorativas para cumplir el expediente (unos parques eólicos por aquí, una reserva por allá), pero lo que les interesa es el negocio puro y duro. Hasta para la gestión de los Parques Naturales se alientan encarnizadas batallas, todo con tal de acaparar fuentes de recursos.

      Qué desgracia ver como el destino colectivo se lo juegan a la ruleta rusa con seis balas tantos y tantos avariciosos inmediatos.

  2. Vamos aver, 2 mil millones de barriles nos alejan del fin de la era del petróleo (con un consumo actual diario de 85 millones de barriles) la friolera de 23 días y medio… ¿Y vamos a permiter poner en riesgo nuestras costas por 23 días de consumo desaforado de oro negro?

    • Mientras haya una gota que extraer, las petrolíferas esquilmarán cualquier posibilidad de manufacturar esos elementos que son colectivos, que deberían estar en manos siempre de la sociedad donde radican con el objeto de potenciar su desarrollo, pero que el capital ha adquirido vía licencias y permisos, dejando calderilla a los mismos que nos hablan de riqueza y prosperidad. Si así fuera, el poder económico en el planeta estaría enfocado hacia el sur.

  3. De la única forma que podemos luchar es haciendo boicot a los surtidores de las compañías que exploten esa bolsa. Ni más ni menos. Ya podéis ir pensando en darle propagación vía correos-e’s y redes sociales. Saludos desde València, que aquí frente a las costas del Parc Natural de L’Albufera nos lo quieren destruir para hacer también prospecciones petrolíferas. El visto-bueno lo dio el gobierno anterior del PSOE. Tal para cual…

    • En el caso que nos ocupa, Repsol es el agente visible que mueve los hilos hace casi una década para explotar ese yacimiento, a sabiendas que sus réditos serán inversamente proporcionales a los de la industria consolidada en el sector turístico, que tampoco ha resultado eficaz en generación de riqueza efectiva para la población local pero que consigue generar miles de puestos de trabajo que, desde luego, las plataformas y su compleja especialización laboral no producirán.

      Todas las petroleras son iguales aunque nos resulte sencillo criminalizar a la que vapulea directamente nuestro entorno. El camino no es boicotearlas, sino reclamar un Estado que nacionalice sus bienes más preciados para que el beneficio revierta en la ciudadanía.

  4. Definitivamente va a haber que plantearse luchar a ostias contra toda esta mierda que “nos gobierna” Y lo entrecomillo (valgame la invención del verbo) porque no parecen darse cuenta de que no se puede abusar por siempre de los votantes, que son en realidad los jefes!! Tarde o temprano se despertarán del letargo y más de uno y de dos también deberían notar un día una bala entre ceja y ceja o un palo gordo, astillado y sin lúbricar por la puerta trasera porque las manifestaciones o las huelgas se la resbalan absolutamente!! Conste que normalmente no hago apología de la violencia pero ya está bien!! Y si no que se lo digan a los del 15M que bastantes palos se llevarón unas vez las elecciones acabaron!!

    • La ciudadanía, más allá de los matices ideológicos que conviven en su seno, debe entender donde está su lucha colectiva, su amplio frente sin trincheras protectoras ni a proteger. Este es un escenario al que hay que enfrentar a pecho descubierto, de lo contrario seremos esquiroles de nuestro futuro.

      Muchas gracias por visitar Casa Querida!

  5. Vivo en la region mas pobre de Italia, Basilicata. Hace años aqui encontraron petroleo. De hecho, Basilicata es el primer productor de petroleo de Europa (incluida Noruega con sus explotaciones marítimas). Todo el petroleo que se encuentra en estas tierras es conducido por un gasoducto al puerto de Taranto donde se distribuye por el mundo. Italia compra todo el petroleo y aqui la gasolina creo que es la mas cara (no se si del mundo). Una gestión malisima hace que esta región siga siendo pauperrima. Si se encuentra petroleo en los terrenos de una persona, vienen rápido unos cuantos técnicos de la Eni (es un ente que gestiona los recursos petroliferos en italia) muchos de estos técnicos extranjeros, colocan unos tubos y unas cosas estupendas y, venga, al puerto de Taranto (no sin antes pasar por alguna discreta y elegante refineria).
    De verdad, mal negocio esto de tener petroleo, si no perteneces a alguna elite o a la familia rokefeler (no me he molestado en ver como se escribe) Saludos a todos y animo chicos.
    MALENI

    • Muy clarificadora una experiencia como la de tu región. En Canarias el negocio de explotación sería para una empresa que fue pública, se privatizó, y ahora busca únicamente la rentabilidad de sus accionistas, aunque el gobierno central se empeñe en justificar esa contradicción evidente entre dos industrias incompatibles (turismo y petroleo) hablando de reducir la dependencia energética de España. Mientras, cada día el mismo ministerio establece más cargas y pegas a las energías renovables, que en Canarias tienen un recorrido impresionante.

      Gracias por visitar tu CasaQuerida!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s