Wikileaks y Público: Todo tiene su porqué

Hoy lunes, a partir del mediodia, el Club Frontline de Londres será el escenario elegido por Wikileaks para anunciar la difusión de una nueva entrega de información más que incómoda para Gobiernos aparentemente democráticos, corporaciones con rostro humano y, en general, líderes públicos y privados que ocultan más de lo que muestran. En este caso, serán veinte los medios de comunicación aliados con la organización sin ánimo de lucro los encargados de ir desgranando el ingente material sensible que tienen a su disposición y, por lo tanto, a la de todos los ciudadanos del mundo. La medianoche marcó el anuncio de que, en esta ocasión, El País no será el soporte informativo elegido en España para difundir el contenido de esos millones de correos electrónicos interceptados a la empresa Stratfor, denominada “CIA en la sombra” por la enorme y sensible información que maneja y genera, teniendo como principal cliente a la inteligencia norteamericana, pero estando a sueldo de la mayoría de gobiernos occidentales y corporaciones de relumbrón.

La elección de Público como socio periodístico en nuestro país desvela dos cuestiones fundamentales: la decepción registrada por la entidad que lidera Julian Assange respecto a aquellas grandes cabeceras con apariencia de progresismo redactor que, en el momento más delicado de Wikileaks (bloqueo de los cauces donativos, desprestigio de su estructura, etc.), le dieron la espalda en sus páginas a pesar de haberse surtido durante semanas con los contenidos de sus informaciones en calidad de exclusivas; y, principalmente, el sostenimiento de la edición digital del matutino progresista Público a pesar del anuncio de cierre de su versión en papel a mediados de la semana pasada, aduciendo ausencia de la financiación necesaria para cubrir las pérdidas del proyecto acumuladas.

Efectivamente, el acuerdo entre Wikileaks y Público de cara a que éste fuera el sostén relator de las exclusivas obtenidas tiene que haberse concretado con un plazo superior al anuncio de defunción del periódico fundado a finales de 2007, lo que habrá planteado a su empresa matriz, Mediapubli, un incómodo escenario de toma de decisiones. A primera vista, lo conveniente y hasta rentable hubiera supuesto mantener su tirada en papel durante la publicación de toda aquella información de interés proveniente del material entregado por Wikileaks pero, no obstante, casi de un día para otro, la entidad presidida por Jaume Roures decidió suprimir la tirada tradicional. Es cierto que, en un primer momento, la intención de la empresa trasladada a los trabajadores de Público fue sostener el periódico hasta la edición de ayer domingo, propósito que no respaldó la representación laboral del medio, que lo entendía como una falta de respeto a sus lectores. Esta propuesta podía estar sustentada en la estrategia periodística y mercantil de finiquitar la cabecera con la antesala de un anuncio de estas dimensiones. No obstante, y visto lo esperado, estaba el plan B.

No es casual que, de la veintena de profesionales que mantienen a flote la cobertura digital de la marca Público, sobrevivan determinadas plumas que hacen y harán posible el desarrollo de los principales retos periodísticos del medio plazo estratégico: Alicia Gutiérrez continúa cubriendo y desgranando el tétrico, por apasionante, desarrollo del proceso judicial contra Iñaki Urdangarín y sus compinches y, en lo que respecta al Stratforgate, se harán cargo periodistas de la reputación de Carlos Enrique Bayo (Redactor Jefe de Mundo) u Óscar Abou-Kassem (Jefe de Internacional). Manuel Rico, responsable del blog integrado en Público, Trinchera Digital, también se encuentra integrado en esta ardua labor. En definitiva, una terna de excelentes profesionales del periódico que no han mantenido sus funciones gratuitamente en la versión web, sino que están desde hace un buen tiempo coordinando esta exclusiva alianza que, confiamos, reportará suculentas informaciones para entender y sufrir, un poco mejor, la doble lectura de un mundo que, a ojos de una ciudadanía eminentemente confiada, funciona tal y como nos la cuentan. La lectura de los folletines que vienen y vendrán a buen seguro servirán de herramienta traductora de aquellos mensajes y argumentos planos que derivan en guerras, miserias y empobrecimiento. Ya estamos atentos, con los ojos bien abiertos.

P.D.- La excelente y comprometida labor de esa veintena de profesionales que mantiene muy a flote Publico.es no puede desterrar la desolación que produce ver esta instantánea que envía Miguel Ángel Marfull, redactor de la cabecera progresista en el Congreso. Quizás el término desolación se quede a muchas millas de lo que supone presenciar una redacción silenciada como ésta:

Anuncios

9 comentarios en “Wikileaks y Público: Todo tiene su porqué

  1. Miguel Ángel Marfull a lo mejor vuelve a trabajar en el gabinete de prensa del José Blanco, o en el de cualquier otro capo del poli bueno de ese ente conocido como ppsoe. “Periodistas” como él, no tienen problema en encontrar curro (bueno, a lo mejor ahora un poco más, pero siempre podrá hacer la pelota con más intensidad).
    “Periodistas” como ese (o como el Juanma Romero), no me da lástima que vayan al paro. No son trabajadores inocentes de la Estrella de la Muerte. Son propagandistas al servicio del ppsoe.

    • Gracias, amigo Groucho. Y no sea malo, hombre, que nunca es bueno para una democracia que se precie de intentar serlo denostar a sus informadores, aunque a veces tengan que estar en nómina de seres de dudosa reputación. El estómago hace estragos al sonar más de la cuenta.

      Ya sabes que ésta es tu Casa Querida!

      • Yo no soy malo con quien no lo merece, amigo tinejo (gracias por lo de amigo). El tiparraco ese, escribió que IU había apoyado (el muy mamonazo inclusó escribió “votado”? no lo recuerdo ahora, pero puede que incluso utilizara ese verbo! Lo que sí recuerdo es que me subía por las paredes de la indignación) al partido podrido en Extremadura. Que lo digan los votantes del P__E me parece nauseabundo. Que lo diga un periodista, me parece propio de hijos de puta para arriba. Una cosa es “tener hambre” (todos tenemos que trabajar), y otra ser un sinvergüenza sin principios.

        Si lo conoces personalmente, se lo puedes decir. (Yo paso, que no quiero que me llamen del juzgado).

        Un saludo!

        PD: groucho es con minúsculas. El original solo hubo uno 😉

      • Muy amigo groucho con minúsculas, sea usted perversamente malo con quien le apetezca. Y, si tiene motivos, mejor. Tendemos por esta Casa a la compresión periodística, salvando deshonrosas excepciones. En el caso que nos ocupa, no conocemos esa vertiente del redactor en cuestión, aunque del tema que dice haber tratado con ese enfoque, nosotros estamos libres de sospecha:

        https://casaquerida.com/2011/06/20/quedar-tercero-no-te-convierte-en-filial/

        Gracias por visitarnos asiduamente.

  2. Pingback: La inversión publicitaria registra una caída del 6,5% en 2011 | noticia.news-infos.com

  3. La información en España, ya sabemos, está bastante maltrecha, careada por culpa de la herencia dejada por algunos gobiernos anteriores. Concretamente uno que duró unos cuarenta años y se dedicó a hacer una limpia a conciencia -lo de concencia es un decir- en todos los ámbitos: en los periódicos, en las Universidades, en las editoriales, en los juzgados -sí, amigos y amigas, aunque no se lo crean en España sigue habiendo jueces un poquito franquistas, ¿quién lo iba a decir, verdad?-, y un etc. demasiado largo.
    De momento y hasta que el EXmo. sr. Wert provea las medidas de rigor que algunos esperan como agua de mayo y anule Internet como medio libre -al menos en ese país, España, que él y sus correligionarios han procurado hacer tan “different”-, trataremos de enmendar esto.
    Véase, Casa querida, sí, y entre otros muchos ejemplos, http://elespigadordigital.wordpress.com, que además ofrece un toque de humor gráfico que no se encuentra en muchos otros periódicos

  4. Pingback: Extrañas parejas de baile: Wikileaks y Público « luzinca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s