Advenimiento en clase business

El Jefe del Estado vaticano no es buena gente. Para alcanzar la más alta cota de poder terrenal en ese país de pega incrustado en la Ciudad Eterna se hace imprescindible ser experto en la conjura, los pactos, el uso más sibilino y pactista que sea posible desarrollar. Así, embutir el disfraz de sucesor del apóstol Pedro y la máscara de representante de una supuesta divinidad en la tierra sobre la desgastada piel de un maquiavélico profesional no parece que pudiera contar con excesivos adeptos en esta orbe experta en estafas al por mayor. Pues los tiene, y a raudales, en vistas de las jaurías apasionadas que recorren estos días las calurosas calles de Madrid, ataviados con su distintivo merchandising conmemorativo de un evento de tan dudosa relevancia.

En efecto, el santo padre de la catolicidad arribará el próximo jueves a la capital española, convertida a golpe de fondos públicos y patrocinios al estilo de un macroevento deportivo, en el epicentro de un mensaje que pretende irradiar la palabra del mesías cruficado a todos los confines faltos de espiritualidad del planeta. Lejos de la pobreza, de la necesidad, cómodamente instalado en la nunciatura apostólica madrileña, con opíparos menus programados, el pescador de hombres se deleitará imaginando las hordas de jóvenes beatos que colapsan el aeropuerto de Barajas estos días, en colectivo éxtasis de groupie espiritual, prestos a escuchar su mensaje y disfrutar de la paz que irradia su magnética presencia. ¿Será éste, por tanto, un mensaje cristiano, piadoso e integrador, redentor y solidario? Nos tememos que nada más lejos de la realidad. Convertido en jerifalte político que gusta de inmiscuirse obsesivamente en cuestiones terrenales, como así ha ocurrido desde hace más de ocho centurias, el mitin papal centrará su descarga oratoria en denunciar políticas sociales del actual gobierno español, así como ahondar en los males de, a su irrelevante juicio, la época actual, marcada por el alejamiento de la iglesia (la suya, claro) y el relativimo moral (ja).

Partiendo del axioma que encierra la propia biblia, manual de instrucciones manoseado, glosado, manipulado y dispuesto como arma de interpretación múltiple de un mecanismo redentor que cala en la necesidad humana para calmar su temor iniciático a la desaparición física, los doce apóstoles de un supuesto carpintero iluminado se han multiplicado hasta mutar en una jerarquía vírica que ha absorbido las malévolas invenciones políticas, convirtiéndose en una burocracia imparable. Su mensaje de base, su pobreza consustancial en el terreno humano, ha dado paso a la eficaz labor empresarial de este holding sólo para hombres. Toda la mercadotecnia que retroalimenta la mayor perversión de la historia universal se da, pues, cita estos días en las calles de Madrid, clausurándola desde el altar de un macroescenario en el que la ubicación de los presentes en función de la cercanía al hombre de blanco se estructura al rancio estilo de concierto rock, con sus zonas megavip, supervip, vip, y popular. Las contemporáneas bienaventuranzas distinguen el eco de su rudo sonido, lejos de la redacción de Mateo, lejos de la piedad que alumbra el mensaje iniciático.

El que viene como corresponsal de una supuesta verdad que empobrece tantas expectativas de vida fínita no lo hará a lomos de un burro, pleno de sobriedad. Su transporte aéreo de alta gama se encuentra dispuesto para posar en Cuatro Vientos con equilibrio y confort. Y con aire acondicionado. Y sin humildad. Pleno de pecados desde su juventud hitleriana, los que ahora, anuncia, perdonará masivamente a todos los que se acerquen a deleitarse con su nuevo show, repartiendo accesos a un mundo que no es el nuestro, que nunca será el suyo.

Anuncios

11 comentarios en “Advenimiento en clase business

  1. Tinejo, esta macro-fiesta que organiza la internacional vaticanista, partido político del más rancio ultra-derechismo, tiene muchas maneras de ser analizado y entendido.
    Yo lo entiendo como esa necesidad que de vez en cuando, tiene el poderoso partido político internacional de mostrar sus poderes, como desde el cardenal Cisneros, al menos, vienen haciéndolo.
    Mostrar y demostrarnos sus poderes —muy poderosos, en verdad— para que todos entendamos ente líneas un mensaje tal que así:
    «Despacico conmigo, eh; despacico conmigo que tiro de chaira y te echo las tripas en un canasto».
    (Con permiso del copyright del humorista José Mota en sus esqueches de “El cansino histórico”).
    Creo que esa fuerza política con epicentro en el miniestado del Vaticano, tiene la necesidad, periódicamente, de decirnos: «Ciudadito con nosotros que estos son nuestros poderes».
    Y es verdad que los tienen y muchos. Nada más que veamos las inmensas masas de gentes fanatizadas provenientes de todos los rincones del mundo marchando sobre Madrid, de manera bastante paralela a la Larga Marcha de Mao Tse-Tung sobre China o a la Marcha sobre Roma de Mussolini.
    Es una bravuconada, una ostentación de fuerza apoyada en esas inmensas masas sumisas, aleccionadas, y anuladas de su libertad de raciocinio.

    De toda esta marcha, movida o borrachera de poder vaticaneiro, yo extraigo solamente una cosita positiva. El capo de la cosa, aprovechará los púlpito de Cuatro Vientos y de la Plaza de la Cibeles, para criticar, arremeter y dar un gran varapalo a las políticas más avanzadas socialmente que ha protagonizado el gobierno Zapatero; este gobierno que tan dócil y sumiso les prepara hoy toda la infraestructura de su gran aparato logístico y propagandístico.
    Llegado ese momento, me compadeceré del pobre Zapatero; se me olvidará el volantazo histórico dado hacia la derecha y en un momento de éxtasis laico, me parecerá más de izquierdas que nunca el zapaterismo “socialista”.
    Amén

    • Querido amigo, qué análisis tan preciso el tuyo. Efectivamente, cuando comience el gran show papal, con las masas en éxtasis, sentiremos una profunda empatía por este Gobierno cobarde en lo económico pero algo lúcido en lo social durante su primera legislatura. No obstante, pagar parte de la factura de un comensal que te escupe en la sopa y se come tu postre es sintoma de cobardía congénita.

      Gracias por seguir visitándonos, esta es tu Casa Querida.

  2. Pingback: ¿Por qué cree que los evangelios de carácter más gnóstico, como el de Juan y los apócrifos, dan más importancia a María Magdalena, y en cambio los canónicos y la tradición dominante en la Iglesia la excluyen casi por completo? « RELACIONES

  3. Pingback: ¿Por qué cree que los evangelios de carácter más gnóstico, como el de Juan y los apócrifos, dan más importancia a María Magdalena, y en cambio los canónicos y la tradición dominante en la Iglesia la excluyen casi por completo? « RELACIONES

  4. Genial! (adjetivo que, aunque rime con “papal”, es POSITIVO)
    Este gurú de blanco debería bajar del pedestal que algunos se empeñan en mantener, como costaleros de la fe, de una fe que se vende al poder y al dinero.
    Tenéis una casa cr´tica y muy estimulante. Os enlacé a mi blogg.
    Un abrazo
    Pura Maria
    http://lamoscaroja.wordpress.com/

    • Un placer que te sientas cómoda en tu Casa Querida, nosotros hemos estado muy a gusto en La Mosca Roja. Y lo seguiremos estando, porque respiramos el mismo aire y hablamos el mismo idioma.

      Abrazos.

  5. Este personaje tendría que estar sin duda en una incomoda cárcel. Por que motivos hailos mas que a suficiencia para encerrar a su Eminencia. No solo abandonado por clemencia, mejor sería acompañado por Rouco, Cisneros y otras tristemente conocidas señorías. Que le quiten al Vaticano todo lo que impune hasta hoy ha robado. Con tal ingente botín recuperado un mundo mejor y sin hambre finalmente se habría alcanzado.

  6. Hay que preguntarse que es lo que mueve a tanta gente en el caluroso mes de agosto a ir a escuchar a un anciano de 84 años, acaso los lideres de los partidos políticos arrastran a tanta gente? Pues se hace la prueba, el fracaso asegurado

  7. Recibí nada más y nada menos que doce años de educación católica, y debo decir que la actuación de los “católicos” estos últimos días, la frivolidad, la falta de solidaridad y de humildad y esa manera de mirar a todo el mundo por enicma del hombro desde un pedestal de superioridad moral me tienen ASQUEADA, ni que decir que las declaraciones de las altas jerarquías de la Iglesia española son francamente vergonzosas, retrógradas y profundamente anticristianas. La gran mayoría de las personas partícipes de este evento demostraban un gran fanatismo carente de toda fe.
    ¿Cómo defender algo que día a día insiste en hundirse y alejarse cada vez del auténtico cristianismo transmisor de un diáfano mensaje, basado en el amor? Hoy, más que nunca, creo que “A Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César”, es algo que está muy lejos de lo que se vio estos días: “Al Papa lo que es de Dios y lo que es del César y lo que es del pueblo”.
    Una verguenza, realmente, desde cualquier punto de vista racional.

    • Estimada Zarcilla, todas las creencias y opiniones merecen el respeto que, a su vez, deben ganarse. La iglesia católica, como institución, hereda un pasado y un presente de absoluta intolerancia, así como un ánimo de imposición permanente de su forma de entender el mundo. La semana pasada Madrid ha sido sede de esa representación fastuosa de una corporación alejada del concepto cristiano de solidaridad, amor y concordia para seguir insistiendo en el totalitarismo de credo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s