Animales en la poltrona

En el Estado español nos levantamos y nos acostamos con historias sanguinarias en lo que respecta a la relación de sus ciudadanos con los animales. No es motivo de análisis el uso, porque eso es lo que realizamos, uso y disfrute, de ciertas especies para nuestra alimentación; el paso de los años, de los siglos, analizará esa relación de una u otra manera en función de como se vayan dando las circunstancias. Lo que entra en el terreno de la docencia y preparación básica de un ciudadano es el respeto igualitario con cualquier animal, ya sea en un contexto de compañía y convivencia familiar o ésta suceda en granjas y explotaciones ganaderas. Sea cual sea esa simbiosis, cualquier ser vivo debe ser tratado con respeto y civismo, porque si separamos nuestra relación con ellos en función de supuestas superioridades evolutivas, mal vamos. Hasta ayer, muchos hacían lo propio entre seres humanos; hasta hoy, se sigue consintiendo y practicando, a hurtadillas, pero es una realidad desoladora en muchos lugares del planeta.

Estamos en España, cerca y dentro de la vanguardia de los Estados que regulan y educan a su ciudadanía en lo que supone convivir en paz y armonía, en encuentro y afecto con nuestros compañeros de viaje. Aquí eso no sucede ni por asomo. Seguimos teniendo que soportar a los abyectos torturadores que, para su divertimento repulsivo, defienden sin pudor la utilización de animales en fiestas que consisten en tortura y se rematan con muerte agónica. Será por eso que nuestro Código Penal, hasta su reciente reforma, incluía sin rubor el maltrato a los animales en los delitos contra las cosas, porque como bien explicaría cualquier profesor en la materia, nuestra Ley orgánica está enfocada a los delitos contra la vida humana, y para de contar. El territorio nacional está jalonado de refugios en condiciones insalubres, gobernados en ocasiones por torturadores que gasean a quien deben cuidar y proteger cuando son un incordio, y les afecta el pulso y el nervio lo mismo que a sus congéneres de Mathausen. No hay exageración en tal comparación: aniquilar a un ser indefenso es lo mismo, sin raza, sexo, religión, condición ni especie. De lo contrario, nosotros pasamos de poder considerarnos ciudadanos a sustituirlos en el catálogo por bestias, pero en este caso auténticas.

La indecencia sonriente, busto en cara dura

Simone Righi vive en Cádiz y, durante un tiempo, no pudo mantener a lo que él mismo calificaba somo su familia: los perros Holly, Vito y Maggie, que convivían con él, hasta que tuvo que dejarlos en la perrera El Refugio (Puerto Real, Cadiz), la primera, en 2007, (como si se tratara de una excepción lo que resulta escándaloso hecho cotidiano) en ser judicialmente cerrada en España por aniquilar y exterminar masivamente animales con un paralizante muscular que provocaba no sólo la ya trágica muerte de un ser que no lo desea, sino un sufrimiento inmundo en los seres asesinados. En una manifestación de protesta por este hecho que, en cualquier sociedad avanzada, supondría la dimisión fulminante de los responsables públicos del lugar, Simone fue reducido brutalmente (hay constancia visual de lo sucedido) por las Fuerzas de protección de la clase dominante, es decir, la policía, acusado de intento de agresión a la alcaldesa de la localidad sureña, Teófila Martínez (de esto nos tememos que no hay constancia visual, como quedó registrado en sentencia judicial). Se le acusó de dicho delito, con agravante de atentado por encontrarse la regidora andaluza en el ejercicio de su cargo, solicitando una pena de cuatro años y medio de prisión. Ni hay, como reiteramos, tal constancia visual, ni la acusadora ha confirmado convincentemente que Simone fuera su agresor, si tal existió, ni los hechos denunciados coinciden con lo expuesto por testigos oculares (una periodista que acompañaba a Simone niega la agresión, pero no se le ha permitido declarar, parece ser). Asesinan a los tuyos y te quieren enchironar. El responsable máximo del asesinato te acusa sin pruebas pero te declaran culpable. Todo turbio, todo con olor a vómito sangriento, todo muy de un Estado que no puede avanzar, por mucho que recorte puntualmente listas de demanda de empleo, si no se respeta a si mismo. Si su dignidad se evapora cuando se enfrenta a lo que de verdad importa: existir y convivir con una estructura ética que haga que esta experiencia de vivir valga un poco la pena.

Adenda: Buceando en el hecho, repugnante hasta extremos insondables para cualquier ciudadano/a sensible, encontramos múltiples informaciones acerca de las indiscriminadas matanzas de gatos callejeros en la costa de la ciudad gaditana por parte del Ayuntamiento, así como imposiciones de sanciones a aquellas personas que los alimentan. No podemos incluir enlaces a dichas informaciones por la cantidad de web que se hacen eco de lo que viene ocurriendo miserablemente desde la corporación andaluza, presidida por la deshumanización hecha carne que aparece en la imagen de esta información, pero animamos a que realicen búsquedas sobre este asunto. No apto para seres humanos dignos y honestos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Gatera Cinco Estrellas y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Animales en la poltrona

  1. Pingback: Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya

  2. annia dijo:

    Mi comentario estaría de más, ya que todo queda dicho al respecto… Me parece tan vergonzoso, pero además tan doliente todo esto que no tengo palabras.
    Las únicas que puedo añadir es que deberíamos todos ser conscientes y empezar a despertar de esta pesadilla de este mundo, donde los des-gobiernos gobernantes actúan todos del mismo modo, convirtiendo a los ciudadanos humanos y humanitarios en carne si no de cañón en carne de matadero, tanto da que seas un humano, un perro, un gato, una vaca, un mulo… es igual… para ellos es todo lo mismo.
    Si no somos conscientes y seguimos con nuestro voto sentando en la poltrona a estos dis-capacitados guberna-mentales, pues difícil va a ser que este Planeta o este mundo tome los rumbos que debemos tomar todos ahora ya y sin esperar más…

  3. borja dijo:

    Por favor pedir a amigos,conocidos,familiares que no voten ni al psoe ni al pp pasarlo por favor.Si nadie vota a estos dos partidos los que ganen tendran que cambiar las cosas sin posibilidad de no hacer nada.Estarian obligados a cambiar la justicia y la leyes electorales la clave es que psoe y pp no tengan ni un voto.GENERACION NI NI,NI PSOE NI PP PASARLO PORFAVOR,hablar de ello con familiares y amigos y que nadie les vote y TODOS A VOTAR.Que voten a quien sea menos psoe y pp gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s