La casa por el tejado

De lo yermo a la siega a veces no va un drama, sino un diluvio contenido. Hasta hace una semana, repasar el calendario público de Pedro Sánchez Pérez-Castejón causaba incomodidad a cualquier politólogo con escrúpulos académicos: Una victoria con las cartas boca arriba acompañada de una dimisión con todos los ases en contra; on the road al canto y, vuelta al ruedo, triunfo sin baraja marcada. Llegar y besar el santo, pero no como Rajoy, por detrás y con babilla, sino con Iglesias políticas y unos cuantos desaprensivos que tuvieron a bien darle un bastón torcido y a ratos.
Coratritus

Coratritus

Ser un buen español es…

1

Quepenadeanuncio.es

0

Puente aéreo sin alas

0

Un verano fatal

1

Desigualdad custodiada

0

La cuchara es el delito

1

Retratos familiares

Es sólo una cuestión de fe

0
http://www.youtube.com/watch?v=L_XK7cs_EdQ Puedes recordar lo que viví, lo que pasó, y todavía no estoy yo... Sin embargo, ambos estaban esta mañana, cerquita, a contracorriente, a contrachaqueta....

Cuando compito con fantasmas

0
Ciertos puñetazos de desencanto se quedan soplando aire, los nudillos al viento. No hay siquiera punching ball con diseño de holograma a la vista,...

Censura Po(r)etica

3
Cinco extremidades definitorias se extraen, a buen entendedor con sillón en la Real Academia Española de la Lengua, del término censurar. A la política,...

Sodomía política

10
A pesar de estar en posición de cúbito radial, sin manejo de las extremidades ni del torso, paciente por aletargado, resulta imposible evitar el...

Gruñe, que nada queda

5
Cree la bestia que su conciencia para hacer padecer dolor, en realidad, no es más que otro síntoma de una supuesta superioridad, de procedencia...
124FansMe gusta
167SeguidoresSeguir